La Ley brasileña de Protección de datos personales, camino a la sanción presidenciual

El proyecto de Ley sobre la protección de Datos Personales fue aprobado el 10 de julio en el Senado federal, y espera ahora la sanción presidencial, tras la presión y movilización ejercida por sectores sociales y profesionales..

Marcos Urupá, coordinador de Intervozes, señaló que el proyecto de ley fue el resultado de mucha presión por parte de la sociedad civil organizada a lo largo de dos años de seguimiento constante de la agenda de trabajo de la Comisión Especial de Tratamiento y Protección de Datos Personales de la Cámara y también de los debates que se dieron en el Senado desde 2013.

Más de 30 entidades de la sociedad civil, organizadas en la Coalición Derechos en la Red y que defienden derechos y libertades, actuaron para dar a conocer el tema y sensibilizar a políticos y a la población en general de la urgencia del marco legal.

Asimismo, Urupá destacó que una parte del sector empresarial comprendió que la protección de datos es una tendencia mundial que proporciona más seguridad jurídica y privacidad al usuario

El senador Ricardo Ferraço (PSDB-ES), relator del proyecto en la Comisión de Asuntos Económicos, destacó que la regulación del tema ya es una realidad en el resto del mundo. “Más de 100 países han redactado de leyes y directrices de protección de datos en el ambiente de Internet (…) La privacidad es un valor civilizatorio”, subrayó.

Bia Barbosa, coordinadora de Intervozes, destacó que desde 2016 la organización participó y acompañó a más de una decena de audiencias públicas sobre el tema en la Cámara y en el Senado y presentó contribuciones a las consultas públicas realizadas, además de participar en las mesas de negociación del texto.

Pese a la importancia del proyecto para el país y la necesidad de su aprobación, el gobierno federal y los sectores económicos que se niegan a adecuar sus prácticas para respetar la privacidad de los ciudadanos -como Febraban y las aseguradoras- trabajaron en contra de la votación de la ley.

El Proyecto de Ley

El Proyecto, que pasa ahora a las manos del presidente golpista Michel Temer, condiciona la forma en que los datos son recogidos, almacenados y tratados. Crea mecanismos que proporcionan la autonomía de elección y de manejo de los datos personales por parte del usuario.

“El contenido del proyecto asegura que cualquier ciudadano brasileño sepa que su información personal está siendo recogida por una determinada empresa u organismo público y tiene injerencia sobre el uso de estos datos, existiendo la posibilidad de tomar decisiones de manera autónoma”, explica Bia Barbosa.

La ley garantiza la protección específica a datos considerados sensibles: de salud, informaciones genéticas y biométricas, de origen racial, convicciones religiosas, afiliación a sindicatos u organizaciones políticas y orientación sexual. En caso de filtración de datos, la empresa o entidad en posesión de ellos debe comunicar inmediatamente al usuario.

Para fiscalizar las normas, el proyecto prevé la creación de una Autoridad Nacional de Protección de Datos.

Además de la Coalición Derechos en la Red, el proyecto tuvo el apoyo de diversas entidades empresariales, como la Asociación Brasileña de Emisoras de Radio y TV (Abert) y la Asociación Brasileña de Empresas de Tecnología de la Información y Comunicación (Brasscom).

*Con información de Intervozes

 

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*