Álvaro Verzi Rangel|

Hasta hace apenas un mes, Venezuela estaba al borde de una guerra civil, al menos eso lo proclamaban a diestra y siniestra los medios hegemónicos con sus realidades virtuales imponiendo imaginarios colectivos, pero, de repente, pareciera que la voluntad de paz apagó cuatro meses de violencia el mismo día que se votaron los constituyentes. ¿Realismo mágico o realidad real?

Lo que sigue en pleno desarrollo en Venezuela es una guerra económica, financiera y comercial que busca calentar el clima interno, desestabilizar el país con la invalorable complicidad del terrorismo mediático,  para crear las condiciones para un colapso que sirva como excusa para una intervención militar “humanitaria”.

En Venezuela, la crisis se vive en varias dimensiones. Por ejemplo, la puja política corre separada de la económica. En este último plano siguen las críticas porque, aquietado el clima social, el gobierno  no resuelve el tema central (inflación, desabastecimiento) mientras sigue apostando a los privados “patriotas” (especie en extinción), en lugar de poner en marcha soluciones colectivas. Hay economistas radicales que sostienen que, tal como pasó en el 2014, el gobierno está saliendo de esta oleada de violencia,  entregando todo lo económico al sector privado, intermediario de las trasnacionales.

Todas las tácticas de la guerra de cuarta generación, incluida la de espectro completo (dimensión social y geográfica) se han empleado simultánea y continuamente contra Venezuela, desde 2001 y en especial desde abril último: guerra cultural y de ideas, guerra económica, amenaza de guerra tradicional o militar. Empresas, gobiernos, instituciones financieras, bancarias, políticas, diplomáticas, militares y mediáticas internacionales, participaron –y participan- de esta guerra, con la complicidad de la oposición política y un poder fáctico que aún coexiste en Venezuela, señala Aram Aharonian en Nodal.am.

Sin duda sigue existiendo una Venezuela real y otra Venezuela virtual, la creada a través del terrorismo mediático en el imaginario colectivo latinoamericano y mundial. La Venezuela real está en la “radio-bemba” (en el comentario diario de la calle, en la reuniones de colectivos), pero pocas veces la encontrará en los medios controlados por el Estado.

Recordaba Eleazar Díaz Rangel, director del diario Últimas Noticias, que en febrero de 1958, recién derrocada la dictadura de Pérez Jimenez, el maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa hizo un análisis de la caída del gobierno de Rómulo Gallegos (en noviembre de 1948), donde destacó el sectarismo en el gobierno como una de las causas fundamentales, pues a la hora de la crisis terminal, quedaron solos. ¿A qué viene recordar ese episodio?: Lo más reciente, la designación de las presidencias de las comisiones permanentes de la Asamblea Nacional Constituyente.

Ipso facto, solidarizándose con el comentario del veterano periodista, el constituyente Earle Herrera puso a disposición de la Constituyente su cargo como presidente de la Comisión de Diversidad.

A veces, hay cosas difíciles de comprender, si no se toma en cuenta la presencia de “asesores” europeos. Por ejemplo, el presidente Maduro denunció que las sanciones económicas de Trump no son contra el gobierno sino contra del pueblo venezolano, que más bien frenan la importación de alimentos y medicinas las que tanto necesita el pueblo. Sin embargo acaba de donar cinco millones de dólares a los damnificados del huracán Harvey, en Texas.    .

La economía

La Comisión de Economía de la Constituyente (y sus 13 subcomisiones) tiene la tarea de replantear el desarrollo de los motores de la economía, como parte de la transición entre el modelo rentista petrolero y un modelo productivo que morigere la dependencia de productos foráneos, que incluyen reformas en cuanto banca y finanzas, servicios públicos, construcción, sistema cambiario, inflación, minería y petróleo, industrias básicas y revisión de los ajustes de precios.

La Comisión presidencial que fijó las pautas de la ANC, llegó a la conclusión de que en el país debe haber una economía productiva, diversificada, mixta, integrada e integradora, un modelo no petrolero.

Un grupo de economistas pidió al gobierno ponerse a la altura de una situación que ya no es, difícil, compleja o de emergencia, sino de guerra multidimensional que se hace cada vez más explícita. Y reclamó asumir la guerra declarada por los poderes económicos y políticos mundiales, y no limitar el accionar práctico a la instrumentalización de medidas convencionales y cediendo ante los chantajes. “Se impone la necesidad de tomar medidas especiales que resguarden la soberanía pero también protejan a la ciudadanía y al pueblo”, sostienen.

La ausencia de información actualizada y precisa sobre las cuentas e indicadores nacionales, dificulta la presentación de propuestas para el gobierno y para la Asamblea Nacional Constituyente. Pero, de cualquier forma, se hace imprescindible reforzar el control cambiario, suspender la asignación de divisas a empresas privadas y particulares, y destinarlas disponibles a importaciones directas del Estado de bienes esenciales desde países decididos a cooperar con la recuperación venezolano.

Ante las “sanciones” de Trump pareciera urgir reorientar el petróleo que actualmente se expide a Estados Unidos hacia otros mercados (como el euroasiático), con la posibilidad de incluir el trueque por bienes esenciales y, sobre todo, atreverse a  iniciar un proceso de renegociación y reestructuración de la deuda externa, con países e inversores aliados, poniendo énfasis en las negociaciones realizadas en los últimos años.

La amenaza militar

Los oficiales de inteligencia observan que para hacer realidad la amenaza militar, Trump podría adoptar la misma estrategia que se aplicó en Libia y Siria: infiltración de fuerzas especiales y de mercenarios que echan leña al fuego de las tensiones internas provocando enfrentamientos armados; acusaciones de que el gobierno está masacrando a su propio pueblo y una «intervención humanitaria» que lleve a la creación de una coalición armada liderada por Estados Unidos o bien por Colombia, que se convertiría en el gendarme regional del imperio.

No son solo especulaciones: Colombia está asociada a la OTAN por un acuerdo de 2013. Según la OTAN, «personal militar colombiano participó en numerosos cursos en la Academia de Oberammergau (Alemania) y en el Nato Defense College de Roma, participando también en numerosas conferencias militares de alto nivel».

En la división internacional de la agresión imperial, Venezuela está en área del Comando Sur, uno de los seis mandos combatientes de EEUU, junto a otros 30 países y 16 territorios de América Latina y el Caribe.

Este Comando dispone de fuerzas terrestres, navales y aéreas, además de tropas pertenecientes al Cuerpo de Marines, a las fuerzas especiales y de tres unidades específicas (joint task forcé): la Bravo, acantonada en la base aérea de Soto Cano (Honduras), la de Guantanamo, acantonada en (Cuba) donde funciona su célebra campo de concentración “antiterrorista”, y la Sur, acantonada en Key West (Florida), que supuestamente coordina las «operaciones antidrogas» en toda la región.

En los últimos meses el Comando Sur se reactivó con distintas operaciones, entre la que destaca la efectuada del 31 de julio al 12 de agosto en la Joint Base Lewis-McChord (en Washington) «el mayor y más realista ejercicio de movilidad aérea», con la participación de 3000 hombres y de 25 socios internacionales, en particular de las fuerzas aéreas de Colombia y Brasil, que se ejercitaron en la realización de misiones diurnas y nocturnas con fuerzas de EEUU, Francia y Reino Unido.

El «escenario realista» es el de una gran operación aérea para el transporte rápido de tropas y armamento a la zona de intervención. ¿Un ensayo de intervención militar en Venezuela? Cabe recordar que el 6 de abril último, ante el Senado, el almirante Kurt Tidd, jefe del Comando Sur,  declaraba que «la creciente crisis humanitaria en Venezuela podría hacer necesaria una respuesta regional».

Polémicas

Uno. El fiscal general de la República, Tarek William Saab, informó que el Ministerio Público (MP) inició la investigación en torno al presunto desfalco a la nación por al menos 200 millones de dólares a través de contratos con sobreprecio del 230% por parte de empresas que prestan servicio a Petróleos de Venezuela (PDVSA) en la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO), entre 2010-2016, del cual fue acusada la fugada ex Fiscal General Luisa

Resultado de imagen para tintori y los 200 millonesDos. Pero también la polémica surgió tras la incautación 200 millones en los nuevos billetes de bolívar encontrados en un automóvil que conducía la exprimera dama de la opositora Voluntad Popular Lilian Tintori, quien dijo que “Este dinero es para pagar los gastos de mi abuelita que tiene 100 años y está hospitalizada desde hace días. Ella no tiene seguro”.

Según se ha informado las cajas con dinero decomisadas a Tintori se las dio el Banco Occidental de Descuento (BOD), un banco surgido en los años 1950 en Maracaibo, estado Zulia. Y desde los 90, es controlado por Víctor Vargas, suegro de Luis Alfonso Borbón de España, primo de Felipe y bisnieto de Francisco Franco. En 2013 se fusionó con Corp-Banca, siendo, desde entonces, el cuarto banco privado más grande del país, y según la revista Forbes, la cuarta empresa más rentable en Venezuela.

Su esposo, Leopoldo López, es uno de los principales dirigentes de la oposición venezolana. Está encarcelado desde 2014 (condenado a 14 años) por su responsabilidad en la violencia desatada en las protestas contra el gobierno ese mismo año, que dejó un saldo de 43 muertos. Hoy cumple arresto domiciliario, mientras Lilian viaja y se saca selfies con presidentes, legisladores y dirigentes políticos de la derecha latinoamericana y mundial, pero en especial estadounidense.

La polémica llegó a las redes sociales: “El caso de los 200 millones es la gota que derramó el vaso de la anarquía impuesta por los diferentes sectores de la economía privada cartelizada, ¿Cómo es posible que en medio de la crisis con el efectivo, una sola persona pueda portar esa cantidad de dinero, habiendo restricciones por persona? ¿Cómo es posible que mientras acá no se tiene disponibilidad de efectivo, en Cúcuta nuestra moneda circula libremente, en todas sus denominaciones y en cantidades suficientes?”, preguntó un internauta al portal 15yÚltimo.

Falta averiguar quien fue el funcionario del Banco Central que suministró ese dinero al banco.

Resultado de imagen para venezuela radios cerradasTres. Mientras, el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, señaló que el espacio radioeléctrico venezolano “no puede ser utilizado para avalar, impulsar, clamar, justificar una invasión extranjera, ni para justificar y  celebrar sanciones (del gobierno estadounidense) que constituyen actos de hostilidad contra la República”. A su juicio, sería “insólito” que venezolanos apuesten porque la nación sea invadida o sea objeto de agresiones de otro país.

En cuanto al caso del cese de transmisión de las emisoras Mágica 99.1 FM y la 92.9 FM desde el hace un par de semanas, expuso que sus directivos solicitaron la renovación pero las mismas pueden ser renovadas o no, opciones en manos del Estado

Injerencia permanente, difíciles relaciones

Al inicio de septiembre, Venezuela advirtió a los gobiernos de Alemania, España, Italia y Reino Unido que escalará las acciones diplomáticas si persisten en entrometerse en sus asuntos internos. El ahora canciller Jorge Arreaza  reprochó que los embajadores de Alemania, España e Italia hubieran acompañado a Tintori el sábado 1 al aeropuerto, “cuando pretendió huir del país siendo sujeto de un proceso judicial”.

Tintori tenía previsto acompañar a Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, a una gira por Europa para reunirse y sacarse fotos con el presidente de Francia Emmanuel Macron; el jefe del gobierno español Mariano Rajoy; la canciller germana Angela Merkel, y la primera ministra de Reino Unido, Theresa May.Resultado de imagen para tintori y embajadores en maiquetia

El canciller rechazó en particular una declaración de Rajoy que tildó de “grosera e irrespetuosa”, y un comunicado del británico reclamando que Caracas no dejara salir a Tintori.

Asimismo, acusó al canciller de Chile, Heraldo Muñoz, de estar “torpedeando” un posible diálogo en Venezuela, luego de que su homólogo afirmara en Twitter que “se hace difícil creer en una salida negociada” a la grave crisis política: ese “tipo de expresiones son absolutamente impertinentes y ofensivas hacia la democracia venezolana y sus instituciones”, dijo.

Corolario: Tras fracasar por todas las vías de derrocar al gobierno bolivariano, la oposición retoma fuerza en el apoyo -al menos publicitario- de gobernantes europeos y en la esperanza de que al fin llegue la intervención militar por la que tanto han luchado.

*Sociólogo venezolano, codirector del Observatorio en Comunicación y Democracia y del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*