Oly Millán Campos|

Para comprender una parte importante de la crisis venezolana y sus posibles escenarios, es necesario mirarla en el contexto de los cambios cualitativos que se vienen produciendo en el sistema mundo y, a partir de allí, derivar en la comprensión de los movimientos que se están gestando tanto en el bando del PSUV-Gobierno, como en el bando de la oposición-MUD. Ambos en sus tácticas de desconocimiento mutuo y coyuntural confrontación bélica: por un lado la elección de los candidatos de una espuria Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que amenaza con instalar un poder supra que dé al traste a todo orden constitucional vigente y, por el otro, con una “consulta popular” con la cual se busca legitimar la instalación de un gobierno paralelo.

Ante este escenario de confrontación, sostengo que estos bandos pretenden, mediante una demostración de fuerza, probarle al gran capital en el marco del nuevo orden internacional que se está creando,  quién es el mejor socio local con el que pueden contar para los próximos años, aunque ello signifique llevar al país a un mayor derramamiento de sangre. Veamos algunos elementos que permiten sostener dicho planteamiento:

En cuanto al nuevo Orden[1] Internacional

Desde hace nueve años, concretamente desde septiembre de 2008 cuando estalla la crisis financiera internacional, expresada en una significativa caída de los índices bursátiles y consecuentemente en la quiebra del sistema financiero norteamericano y su efecto dominó sobre el resto de las economías del mundo,  comienza a tomar cuerpo, en lo concreto, el planteamiento donde pareciera que la economía mundial presenta un conjunto de problemas estructurales que dan cuenta de un progresivo e incierto proceso de transición desde un orden económico internacional (OEI) centrado en la hegemonía de Estados Unidos de Norteamérica,  hacía otro cuyas características y definiciones están por verse. Este tránsito de un orden definido hacía otro que está por conformarse, ha venido planteando, por lo menos hasta ahora, en el debate teórico de nuestros tiempos, con cada vez mayor fuerza,  la confrontación que surge como propuesta de salidas a la crisis entre la visión de origen liberal que corresponde a la ortodoxia clásica y neoclásica y a la visión heterodoxa marxista-keynesiana.

La década presente, está evidenciando un rápido proceso de cambio en las relaciones económicas internacionales que viene expresando una nueva correlación de fuerzas en la geopolítica mundial. El estallido de la crisis estructural del sistema capitalista, ocurrido a fines del 2008, fue un elemento que puso en la balanza la hegemonía del capital norteamericano y el peso que este tiene en sus áreas de influencia directa. Como demostración de estos cambios operados, se han venido desarrollando bloques que hacen contrapeso y relaciones bilaterales que están marcando nuevos derroteros, un ejemplo cercano son las múltiples relaciones diplomáticas y comerciales que ocurren entre China y Rusia  como muestra de ello podemos citar el acuerdo energético (gas) firmado el 21 de mayo del año 2014, entre el gigante chino y Rusia,  del cual la revista The Economist[2] destacó la declaración que hiciera el presidente Putin calificándolo de: “El acuerdo más grande en la historia de la industria de gas de Rusia”[3]. En este mismo orden de ideas, es menester mencionar que durante el año 2015 entró en operaciones el Banco de Desarrollo de los BRICS[4] considerado como una alternativa al FMI  y el Banco de Infraestructura de Asia.

Las  evidencias de un ajuste en las piezas del rompecabezas mundial están siendo dadas por una alta movilidad de capitales (concentraciones, centralizaciones, fusiones), el decrecimiento del comercio mundial, la ágil apropiación de las despensas de materias primas y el control de su intercambio, los acuerdos para el libre comercio y el fortalecimiento de los organismos financieros, y como contraparte, el recrudecimiento de las guerras locales con abiertos vínculos y apoyos internacionales.

Como es natural, estas situaciones, y como la historia regional concreta lo ha demostrado, han puesto en alerta a los intereses existentes: por un lado, los que se afectan o se sienten amenazados,  y por otro lado, aquellos que se aprovechan y fortalecen. Esto ha obligado a los países de América Latina a tener que decidir en la actualidad hacia dónde dirigir su mirada, como nunca antes lo habían hecho en nuestro devenir histórico, entre las siguientes opciones: Estados Unidos y su convergencia con Europa, hacia Asia (Rusia incluida) o hacia el sur del mundo, necesitando plantearse  el camino que deberán tomar con los múltiples desafíos que esgrime la geopolítica mundial en el prometedor y complicado siglo XXI.

A diferencia de la época de la Guerra Fría o del mundo bipolar, donde existía una marcada oposición entre países que propugnaban la construcción del socialismo liderizados por la otrora Unión Soviética y aquellos que defendían la construcción del capitalismo comandado por Estados Unidos. En el siglo XXI la dialéctica de la geopolítica mundial indica que se está gestando un nuevo orden internacional, sustentado en la cuarta revolución tecnológica  y en el enorme poder que tiene, a nivel planetario,  el capital financiero.  Paradójicamente, estos cambios vienen ocurriendo de manera acelerada y son la variable fundamental del carácter estructural de la actual crisis del sistema capitalista mundial,  que lo está conduciendo a una encrucijada histórica cuya comprensión exige, como sostienen algunos intelectuales, repensar el capitalismo o asumir el inevitable cambio civilizatorio que dé al traste con la lógica de reproducción y acumulación del capital con salidas que pudieran ser de múltiples variantes, sin garantía del logro del bienestar para los pueblos y la regeneración del planeta en su conjunto.  . 

Dado que en este entorno internacional se desarrolla la crisis de nuestro país,  resultaría muy ingenuo pensar que el centro de la confrontación entre el PSUV-Gobierno y la dirigencia de la MUD está centrado en dos proyectos de país diferentes. Como decíamos anteriormente, lo medular de la confrontación entre estos bandos consiste en demostrar al capital internacional quién tiene capacidad para controlar, neutralizar y canalizar el descontento popular de un pueblo que se acostumbró a ser consultado y, al mismo tiempo, ejercer un férreo control del Estado para realizar los cambios necesarios que implican facilitar sus inversiones con la consecuente apropiación de nuestros recursos (FPO y AMO[5]). En esto último se inscribe indudablemente la convocatoria a la ANC del Presidente Nicolás Maduro y sus aliados.

Uno de los ejemplos que nos permite demostrar lo anteriormente señalado, es el caso de la recién creada empresa mixta Petrosur, S,A. Veamos algunos elementos relevantes que tienen que ver con el  antes y el después de su creación.

Como sabemos, el detonante de las actuales protestas[6] de calle que han cobrado, una cantidad importante de vidas humanas, bien sea por la acción extrema de grupos violentos o por la acción brutal y desmedida de la represión del Estado, ocurre luego de que el Tribunal Supremo de Justicia publicara las sentencias 155 y 156, con las que prácticamente se anula al Poder Legislativo, produciéndose, a decir de la Fiscal General de la Republica, Dra. Luisa Ortega Díaz, la ruptura del orden constitucional. A continuación la cronología de los eventos en torno a dichas sentencias.

Eventos

Fecha

Observaciones

Sentencias 155 y 156 del TSJ 27 y 29/03/2017 Con estas sentencias, se  mantiene la línea de desconocimiento a la Asamblea Nacional, habilitando al Ejecutivo para que pueda legislar en aspectos claves, sin contar con el aval del legislativo y en el marco del Decreto de Excepción vigente.
Opinión Fiscal 31/03/17 Con las referidas sentencias se rompe el orden constitucional.
Consejo de Defensa de la Nación 31/03/17 El Presidente convoca al Consejo de Defensa de la Nación (CDN) y este exhorta al TSJ a revisar las sentencias.
Sentencias 157 y 158 01/04/17 Con las sentencias 157 y 158 el TSJ atendiendo al exhorto que le hiciera el CDN, revisa las sentencias originales (155 y 156), manteniendo el espíritu y la esencia de dichas sentencias. Entre otros aspectos, dándole facultades al Ejecutivo Nacional para conformar empresas mixtas, con la aprobación inconstitucional del TSJ y No del órgano legislativo, es decir, la AN, tal como lo establece no solo el artículo 33 de la Ley de Hidrocarburos, sino también los artículos 150 y 151 de la CRBV.

Ante estos hechos y teniendo en cuenta que ocurre la reacción de uno de los poderes como es el caso del Ministerio Público, cuyo accionar se convierta de alguna manera en una traba para avanzar en la estrategia económica existente detrás de dichas sentencias, el Gobierno decide dar un paso al frente, aunque ello implique profundizar la crisis y generar, como en efectos ocurrió, un quiebre en su base popular de apoyo, anunciando el 01/05/17 la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) usurpando inclusive para ello, al poder constituyente originario, es decir, al mismo pueblo que tanto dice respetar.  Pues bien, tal acción no solo profundizó la fractura del Estado y  la base social de apoyo al Gobierno, sino que también se convirtió en un mayor catalizador para las protestas de calle,  a las cuales la dirigencia de la MUD trató y sigue tratando de capitalizar.

Transcurren los días mientras se  profundiza la crisis con un número  mayor de muertos, mayor cantidad de gente privada de libertad, un incremento de la represión y la violación a derechos humanos, así como una multiplicación de ilegales juicios militares a civiles.

Ocurre entonces un hecho inesperado y es que el pasado sábado 8 de julio, de acuerdo a sentencia emanada de una ponencia del propio Presidente del TSJ, se le otorga “por razones de salud” el beneficio de casa por cárcel al líder del partido Voluntad Popular Leopoldo López.  Como parte de la información que circuló en los medios de comunicación,  se dijo que el propio expresidente Rodríguez Zapatero[7] se había reunido con el Presidente Nicolás Maduro, horas antes de que se anunciara la medida otorgada a López. De igual modo se conoció que, el miércoles 12 del presente mes, López recibió en su residencia la visita del expresidente Rodríguez Zapatero[8], siendo uno de los temas de discusión lo relacionado con la ANC. Por su parte el Presidente Nicolás Maduro afirmó el mismo día 12 que: “la Constituyente no cambiará la Constitución de 1999, sino que la mejorará a través del cambio del modelo económico”[9]. Pues bien, parece que el Presidente Maduro tiene razón, en cuanto a que su interés para modificar la constitución es de carácter económico y no precisamente porque tenga claro el compromiso con el pueblo venezolano. Esto lo corrobora la creación de la empresa mixta Petrosur, S.A[10]. A continuación revisemos el cronograma de eventos relacionados con los hechos mencionados anteriormente:

Eventos

Fecha

Comentarios

La Junta Directiva de PDVSA, aprueba la constitución de la empresa mixta, Petrosur, S.A 22/03/17 Mediante resolución N° 2017-09 se aprueba la constitución de la empresa mixta con una participación accionaria de: CVP 60% y la empresa IPISA[11] 40%, (uno de los accionistas de esta empresa es el señor de nacionalidad española José Ramón Blanco Balín), para la producción y mejoramiento de crudos extrapesados en el campo Junín de la FPO[12].
El Secretario del Consejo   de Ministros envía solicitud      al TSJ 06/07/17 Sustentado en la sentencia 158 el Ejecutivo Nacional envía solicitud al TSJ para que este apruebe la constitución de la empresa mixta Petrosur, S.A
El TSJ designa ponente 06/07/17 El mismo día jueves que el Ejecutivo envía solicitud, se designa al magistrado Juan José Mendoza Jover como ponente.
El TSJ público nota de prensa en la que notifica      la aprobación de la constitución de la empresa mixta: Petrosur, S.A para la explotación petrolera en el bloque Junín de la FPO 10/07/17

 

El lunes 10, en ponencia conjunta, la Sala Constitucional del TSJ aprueba la creación de la empresa mixta Petrosur, S.A. sustentando su decisión en la sentencia 158, donde se mantiene en esencia: “La Sala Constitucional preservó la usurpación de la función de control de la Asamblea Nacional sobre la creación de empresas mixtas, al permitir al Gobierno crear esas empresas mixtas bajo el control de la Sala (sentencia N° 156)”[13].

Ahora bien, que hay detrás de estas sentencias y su vinculación con los hechos políticos:

Investigando en la página: “La Celosía”[14], especializada en información sobre las élites de poder, grupos de interés y los lobbies españoles y del mundo, nos encontramos con la información de que la empresa Inversiones Petroleras Iberoamericanas, fue constituida en marzo del 2013 y posteriormente adquiere a la empresa Stichting Administratiekantoor. Esta última empresa, está registrada en los Países Bajos, donde por cierto Venezuela tiene tratados de inversión. Este dato es importante porque sabemos que a la hora de cualquier controversia, irremediablemente se tendrá que ir a un arbitraje internacional.

Según el periodista Jorge de Lorenzo, que escribe en la página anteriormente mencionada, la empresa Stichting Administratiekantoor Inversiones Petroleras Iberoamericanas (IPISA), es propiedad, entre otros de Alfonzo Cortina (Presidente de la empresa Repsol) y de su socio Ramón Blanco Balín este último involucrado en un escándalo denominado “la trama Gürtel”[15] relacionado presuntamente (como comenta el periodista) con blanqueo de capitales y con manejo de paraísos fiscales. Cabe destacar que Alfonso Cortina es el vicepresidente en Europa del Banco Rothschild y muy cercano al Partido Popular de España, concretamente al expresidente José María Aznar y al actual presidente Mariano Rajoy.

A partir de esta información, construyan ustedes los posibles escenarios que enfrentara el país en lo inmediato y que de alguna manera pueden marcar su rumbo para los próximos años…

_Notas:

[1] Aunque para quienes integramos la Plataforma Ciudadana por la Defensa de la CRBV, dichas sentencias son parte de un conjunto de decisiones y eventos que dan cuenta de la ruptura del orden constitucional.
[2] Página: http://www.economist.com/news/leaders/21602695-vladimir-putin-pivots-eastward-should-america-be-worried-best-frenemies.
[3] “The deal the biggest in the history of Russia’s gas industry”
[4] Inicio operaciones en el año 2015 con un capital estimado en 100.000 millones de USD.
[5] Faja Petrolífera del Orinoco y Arco Minero del Orinoco.
[6] A estas alturas van más de cien días.
[7] http://www.publico.es/internacional/leopoldo-lopez-sale-carcel.html
[8] http://efectococuyo.com/politica/lopez-dijo-a-zapatero-que-la-constituyente-pretende-aniquilar-la-republica
[9] http://globovision.com/article/maduro-encabeza-comision-de-la-verdad-este-miercoles.
[10] http://historico.tsj.gob.ve/decisiones/scon/julio/200937-533-10717-2017-17-0731.HTML
[11] El nombre completo de la empresa es: STICHTING ADMINISTRATIEKANTOOR INVERSIONES PETROLERAS IBEROAMERICANAS (IPISA).
[12] Información extraída de la propia sentencia del TSJ.
[13] http://prodavinci.com/blogs/que-dicen-las-sentencias-157-y-158-del-tsj-por-jose-ignacio-hernandez-g/
[14] http://www.lacelosia.com/alfonso-cortina-y-ramon-blanco-forman-tandem-como-presidente-y-vicepresidente-en-inversiones-petroleras-iberoamericanas/
[15] Se conoce como la investigación de noviembre de 2007 por la Fiscalía Anticorrupción de España, sobre una red de corrupción política vinculada al Partido Popular que operaba en Madrid y Valencia, España. https://es.wikipedia.org/wiki/Caso_G%C3%BCrtel

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*