Díaz Rangel: Las advertencias del Presidente/ Britto García: Conocernos es defendernos/ Puchi: Un “Vrexit” provocado desde el exterior

Las advertencias del Presidente

Eleazar Díaz Rangel-ÚN|

¿Qué pensará la mayoría de ustedes respecto a la intervención del presidente Maduro sobre un complot fraguado en Estados Unidos con la cooperación del gobierno de Colombia, para derrocar al gobierno venezolano? Como recordarán, habló ante periodistas extranjeros y venezolanos, y después respondió algunas interrogantes. Se los pregunto porque no sé qué piensan y las reacciones conocidas han sido de dirigentes de oposición, que ya se pueden imaginar sus respuestas.

Comienzo por decirles que de todas las denuncias similares hechas por el Presidente esta ha sido la más convincente, pues ofreció informes complementarios, detalles del complot, que no pudieron ser inventados o imaginados por Maduro ni por sus asesores, sino producto de información confidencial de sus equipos de inteligencia y de buenos amigos en esos países. Conocer el número exacto del grupo que se entrena en una de las bases colombianas, señalada con precisión; conocer igualmente las bases militares, naval y área que piensan atacar; identificar a John Bolton designado como responsable de organizar el proceso de desestabilización y derrocamiento.

También nos demostró conocer la participación del gobierno de Duque en esta conspiración, así como del propósito de crear un gobierno provisional, e igualmente otros “detalles” que comentó, lo cual revela la seriedad de la denuncia, completada el viernes cuando pidió a la Fuerza Armada Nacional el “máximo despliegue que deben estar listas para garantizar la paz, dispuesta su capacidad de repeler cualquier agresión y garantizar la integridad del territorio.

En fin, nunca antes las denuncias estuvieron acompañadas de tanta información concreta, como en esta ocasión. Y preguntado por un periodista estadounidense si él creía que era realmente un plan para ejecutar, o simplemente información para crear una atmósfera de incertidumbre, expresión de la guerra sicológica, o ambas.

Él respondió que ambas. Se entiende que ese plan podría ejecutarse en algún momento, con los efectos y consecuencias del caso, pero también puede ocurrir que no se cumpla, y quede como una factor de intimidación y de incertidumbre y angustia.

No podemos olvidar que el presidente Donald Trump mantiene una política de agresividad a Venezuela, y desde que por primera vez la anunció, poco después de asumir el poder, no ha hecho sino ratificarla y desoír todas las voces del presidente Maduro llamando a que respete nuestro país, y a dialogar para buscar soluciones a los diferendos. Por ello, entre las causas que me llevan a creer en la versión de Maduro, es que el plan de Donald Trump respecto a Venezuela no ha cambiado en absoluto. Sólo cambiará si la Casa Blanca comienza a sufrir derrotas en su política exterior, metido como está en tantos conflictos. Sólo en una situación como ésa, que no es improbable, puede ocurrir que Trump empiece a modificar su visión y sus planes antivenezolanos.

Breves

-Pronósticos para enero el 5, día de la elección de la nueva directiva de la Asamblea Nacional, son tales los enfrentamientos internos que puede haber una implosión, y el 10, junto a los movimientos diplomáticos, Caracas será desbordada de gente, la mayoría llegada del interior. Y sin plazo fijo, el Concejo de Baruta comenzará a indagar el proceso de otorgamiento de permisos urbanísticos, donde parece hay muchos chanchullos.

Resultado de imagen para cierra el nacional-Cuando desaparece un diario muere un poco la libertad de prensa, escribió hace años el comunicólogo francés Jacques Kayser. Valida expresión también en el caso de El Nacional, que por razones económicas (escasa circulación y poca publicidad) dejó de aparecer desde el viernes.

-“¿Y termina y no dice nada de los aviones rusos de guerra en Venezuela?”, podrían preguntármelo. Les diré, que junto a los ejercicios conjuntos, que les habrían salido mas económicos si los realizaban en Rusia, lo mas importante parece ser el mensaje de Moscú que Venezuela no está sola militarmente, parecen expresión de los acuerdos secretos firmados en el área de defensa. Y no le paren a las explicaciones de Washington, son tácticas de distracción.

Conocernos es defendernos

Luis Britto García|

1.- Informa el Presidente Nicolás Maduro sobre la inminencia de una agresión a Venezuela. Lo confirman documentadas advertencias de Carlos Lanz y Juan Martorano. El enemigo nos escruta con miles de instrumentos de espionaje y tanques de pensamiento. ¿Qué sabemos sobre nosotros mismos? Debemos investigar nuestras debilidades y fortalezas. Conocernos es defendernos.

2.- Refirámonos primero a nuestras fronteras. Venezuela durante su existencia republicana perdió una tercera parte de su territorio. ¿Por cuáles causas? A veces, por laudos arbitrales influidos por potencias extranjeras ni amigas ni partidarias nuestras. A veces, por falta de iniciativa en poblar regiones fronterizas con venezolanos autóctonos, facilitando así que nos fueran arrebatadas, como sucedió con la Guayana Esequiba.

3.- Tenemos fronteras muy extensas, casi todas difíciles de controlar.. Debemos investigar cómo imponer un efectivo dominio del desplazamiento de personas y bienes a través de ellas. Debemos identificar los objetivos estratégicos que podrían tener potencias extrañas en nuestro país, y los objetivos tácticos que deben ocupar para dominar los primeros. Pues las fronteras no se toman únicamente con irrupciones militares. Hay formas demográficas, económicas, jurídicas, políticas y culturales de ir ocupando una zona limítrofe, para facilitar su desgajamiento del cuerpo de la Nación.

Imagen relacionada4.- Refiriéndose a incidentes en nuestra Amazonia, denuncia Juan Martorano que “Es evidente la infiltración dentro de esas comunidades indígenas, de factores externos a las mismas, interesadas en el desmembramiento de la República. Declaraciones dadas en su momento por el General de Brigada en situación de reserva activa, Roberto González Cárdenas, sobre la constitución de una nación independiente pemona en los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro”. Llevo décadas advirtiendo que el régimen constitucional que pareciera admitir la existencia dentro de Venezuela de “pueblos”, “territorios” y “autoridades” supuestamente distintos de los nacionales puede ser maliciosamente utilizado para secesionar nuestro país, pues esas tres categorías son las condiciones existenciales para la creación de Estados. A defender esa frontera, señores de la ANC.

Un “Vrexit” provocado desde el exterior

Leopoldo Puchi|
Imagen relacionadaDice un refrán popular que muchas manos en la sopa ponen el caldo morado. Y, efectivamente, muy poco ha contribuido a la evolución positiva de la situación venezolana la manera en que distintos países se han involucrado en el acontecer interno nacional. Seguramente porque la experiencia histórica así lo indica, la no intervención es un principio básico consagrado: no sólo resguarda la paz sino que preserva las condiciones para que cada país decida lo que hace.
A principios de año, los distintos factores nacionales adelantaron conversaciones que estuvieron a punto de concretarse en un acuerdo. Posteriormente, se convocaron las elecciones presidenciales del 20 de mayo y varios de los más importantes partidos de oposición manifestaron su disposición a participar.
Sin embargo, desde el exterior se ejerció presión en el sentido contrario. De una parte, los países del grupo de Lima anunciaron que no reconocerían a quien resultara electo. Lo mismo se dio a entender desde la Unión Europea. Varios embajadores hablaron de cierre de embajadas. Y estos anuncios se convirtieron en argumento básico para el llamado a la abstención. “Cómo se va a participar, si la comunidad internacional no reconoce las elecciones”, se decía.
Al meter las manos, más allá de lo que la prudencia aconseja, contribuyeron a que “el caldo” de la política venezolana se enrareciera más. Ahora están en un aprieto. No saben si cerrar o no las embajadas y buscan qué hacer para no desdecirse. Si antes llamaban a la oposición para que no participara en las elecciones, ahora la conminan a que firme documentos a favor de “una solución política”. En el fondo, el mismo error, la injerencia en asuntos internos de otro país como si fueran propios, y con pasión partidista.
Venezuela aislada en plena globalizaciónCada día, el caldo se vuelve más morado. A las sanciones de bloqueo financiero se le suman ahora los anuncios del Vicepresidente electo de Brasil, el general Hamilton Mourao, quien sostiene que al ejército de su país le correspondería dirigir las tropas que ingresarían a Venezuela luego de un golpe de Estado.
Si entre estos peculiares actores internacionales se impone la idea de aislar a Venezuela, nos encaminaríamos hacia una suerte de “Vrexit” forzado, es decir, el país sería empujado a salir de parte importante de su actual esfera de relaciones.
Y como el mundo es multipolar y no hay vacío que no se llene, Venezuela se desplazaría completamente, y no solo de forma parcial como ahora, hacia otro espacio de interrelaciones: China, Rusia, Irán, Turquía, India, mientras que en el hemisferio se afianzarían los vínculos con México, Cuba. Uruguay, Nicaragua, El Salvador, países del Caribe. La presencia de los aviones de Rusia en Maiquetía es una imagen que ilustra bien como pudieran evolucionar los acontecimientos.
El aislamiento económico y diplomático pondrá necesariamente a Venezuela en un camino inesperado, el de un “Vrexit”. La sopa tendrá nuevos sabores.

 

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*