El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso este viernes 16 limitaciones más duras para los estadunidenses que viajan a Cuba y restricciones para las empresas que hacen negocios con las fuerzas armadas en la isla, y aseguró que con la ayuda de Dios lograremos una Cuba libre pronto. Así, Trump dio marcha atrás a la política de acercamiento con La Habana que inició su antecesor, Barack Obama. En un discurso ante el exilio cubano de Miami, en el sector conocido como La Pequeña Habana, el mandatario prohibió los viajes a Cuba y hacer negocios en la isla.

Néstor García Iturbe|

El viernes 16 de junio, según se había anunciado, Donald Trump visitó la ciudad de Miami y pronunció un discurso ante una audiencia formada por lo peor del exilio cubano, que se había congregado en el Teatro Manuel Artime, para conocer de las nuevas medidas que se implantarían contra Cuba. Es interesante analizar el ambiente en que se desarrolló el acto y los resultados concretos del mismo.

Trump, siguiendo el patrón de todo discurso presidencial estadounidense, tuvo alguien que se lo escribiera y esa persona, se encargó de resaltar en el mismo algunos nombres y situaciones, que además de agregar torpeza, permiten definir la falta de conocimiento de Trump sobre Cuba.

Dentro de las cosas que leyó el presidente, estuvo el llamar “heroicos” a los mercenarios de la Brigada 2506, que se rindieron en menos de 72 horas. El discurso tocó una amalgama de hechos que en vez de beneficiar a Estados Unidos, lo denigra, como la Operación Peter Pan, organizada por la CIA y repudiada por la mayoría de los que llegaron a Estados Unidos forzados por la misma.Resultado de imagen para trump en miami sobre cuba

Habló de desaparición de personas, de asesinatos por parte de la policía, lo cual nos hace recordar los tiempos de Batista, el dictador que gracias al apoyo de Estados Unidos estuvo mal gobernando Cuba hasta que triunfó la Revolución.

Habló de las personas que son detenidas cuando se encaminan a rezar en templos e iglesias. De la no existencia de libertades ni respeto a los derechos humanos. Del peligro que Cuba tuviera armas atómicas, algo que se refiere a los años 60 del siglo pasado y de que Cuba ha enviado armas a Corea, lo cual nos siembra la duda, de que el señor Trump sepa dónde está Corea.

Es evidente que aquel no fue precisamente un discurso en Miami, sino un discurso para Miami, lleno de demagogia, mentiras y tergiversaciones, que resultara agradable a los oídos de los que fueron al teatro para ver correr la sangre. No podía faltar en aquel desbarrar la referencia a Venezuela y como Cuba la ayudaba en sus planes contra el pueblo de dicho país.

Según Trump, Estados Unidos son los campeones de la libertad, la democracia, el país donde no se comenten violaciones a los derechos humanos, donde no existen presos políticos y donde sus fuerzas armadas ayudan a otros pueblos del mundo para que se mantengan libres.

Sus acciones sobre Cuba estarán encaminadas en ese sentido, para liberar al pueblo cubano y que los exilados puedan regresar a sus hogares, además de reclamar lo que fueron sus propiedades, ahora con nuevos propietarios, el pueblo cubano.

Todo esto lo dice como si fuera verdad, o al menos parece estar convencido de lo que expone, aunque pudiera estar engañado, lo que implica que es fácil engañar, como a un tonto, al presidente de Estados Unidos.

Lo principal no estuvo en la retórica, la demagogia y las frases que dijo para que algunos se sintieran felices. Muchos besos, abrazos, apretones de mano, aplausos, señalar supuestos “héroes” que estaban en la audiencia, regalo de plumita a algunos de ellos, todo eso formaba parte del espectáculo.

Lo principal estuvo en la orden ejecutiva que firmó y si la misma realmente implica un cambio en las relaciones que se llevan a cabo entre Cuba y Estados Unidos, según los “acuerdos” llegados durante la administración Obama. Hay algunos cambios y novedades, pero que de algunas, cosas ni se habló. Según comunicación de fecha 16 de junio emitida por la Oficina de Prensa de la Casa Blanca sobre la orden ejecutiva tenemos lo siguiente:

Si no firma otra orden mañana, los viajes a Cuba de las personas de origen cubano siguen igual, lo mismo podemos decir de las remesas y los viajes a Estados Unidos para visitar familiares y otros motivos, todo de forma ordenada y mediante visa. De las línea aéreas que viajan a Cuba procedente de Estados Unidos y los Trasatlánticos turísticos, nada nuevo.

En relación con el alojamiento de estadounidenses en Cuba, se plantea en la orden no realizarlo con establecimientos ni hoteles bajo la dirección del Grupo de Administración Empresarial, por considerarlo vinculado a las fuerzas armadas cubanas.

Se ratifica, lo ya establecido desde hace mucho tiempo, de no permitir que estadounidenses viajen a Cuba con fines turísticos. Los visitantes del sector académico, artístico y otros, deberán viajar en grupos, no individualmente como fue autorizado por Obama.

Cómo un cambio de política, dentro de la indicaciones emitidas por Trump, está el incremento del comercio con el sector privado. Aquí no dice a cuál sector privado se refiere, pero en la agricultura cubana tenemos un fuerte sector privado y el Secretario de Agricultura, nombrado por Trump, es partidario del comercio con el mismo.

También se ratifica la política del bloqueo a Cuba y se opone a las gestiones que se puedan realizar en las Naciones Unidas y otros organismos internacionales para la terminación del mismo. En septiembre veremos cómo votan la resolución contra el Bloqueo en Naciones Unidas.

Se dice que el mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos dependerá de la acción del gobierno cubano en función de incrementar el cumplimiento de las leyes, el modo de vida del pueblo, el respeto a los derechos humanos y el incremento de libertades políticas, económicas y religiosas. Todo lo cual será Estados Unidos el que lo determine.

Resultado de imagen para trump en miami sobre cubaEn la orden se orienta a los Departamentos de Comercio y Tesoro para que establezcan las regulaciones correspondientes en un plazo de treinta días, para poner a funcionar la misma. Este proceso, según los expertos, pudiera demorar varios meses en los cuales seguirán vigentes las regulaciones actuales.

Hasta aquí lo mencionado en la orden ejecutiva, lo que no se mencionó, por el momento queda igual. Cómo podrán ver, estas regulaciones a quienes afectan es a los estadounidenses, qué pueden, o no pueden hacer, según las mismas. El cambio de política hacia Cuba, se ha reducido al cambio de lo que el “país de la libertad” permite que sus ciudadanos realicen en relación con Cuba.

Era evidente que esta actividad no estaba dirigida a Cuba ni a los cubanos, sino a los estadounidenses de origen cubano que participaban en la misma. Ni una sola vez se mencionó el nombre de Martí, Maceo o alguno de nuestros próceres. La muchedumbre gritaba U S A… U S A…. U S A… y para

terminar, un émulo de Ferruccio Burgos, interpretó en solo de violín, el Himno de Estados Unidos.

Este era un discurso para Miami. No resiste ser pronunciado en otro lugar del mundo. Considero que Trump se burló de los asistentes.

Cuba fustiga el discurso cargado de retórica hostil

En respuesta al anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de revertir el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, el gobierno de la isla fustigó el discurso cargado de una retórica hostil del mandatario, que, afirmó, rememoró los tiempos de la confrontación abierta con nuestro país. En una declaración, el gobierno cubano denunció que la medida de Trump revierte los avances logrados en los últimos dos años luego de que el 17 de diciembre de 2014 los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama dieron a conocer la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas e iniciar un proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales.Foto

Nuevamente el gobierno de Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962, que no sólo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obs­táculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también la soberanía y los intereses de otros países, concitando el rechazo internacional, indicó La Habana.

El gobierno cubano denunció que la iniciativa de Trump llamada Memorando presidencial de seguridad nacional sobre el fortalecimiento de la política de Estados Unidos hacia Cuba, eliminará todos los intercambios educacionales pueblo a pueblo y fiscalizará los viajes de turistas estadunidenses a la isla, así como de cubanos exiliados que deseen visitar a sus familias.

El mandatario estadunidense justificó esta política con supuestas preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y la necesidad de aplicar rigurosamente las leyes del bloqueo, condicionando su levantamiento, así como cualquier mejoría en las relaciones bilaterales, a que nuestro país realice cambios inherentes a su ordenamiento constitucional, señala la declaración.

Muros que denigran a vecinos

El Fisgón, La Jornada

Además, la declaración rechaza el argumento de Trump sobre las supuestas violaciones a los derechos humanos en la isla y recordó que las recientes iniciativas del mandatario son, precisamente, violaciones a los mismos: Estados Unidos no está en condiciones de darnos lecciones. Tenemos serias preocupaciones por el respeto y las garantías de los derechos humanos en ese país, donde hay numerosos casos de asesinatos, brutalidad y abusos policiales, en particular contra la población afroestadunidense; se viola el derecho a la vida como resultado de las muertes por armas de fuego; se explota el trabajo infantil y existen graves manifestaciones de discriminación racial; se amenaza con imponer más restricciones a los servicios de salud, que dejarían a 23 millones de personas sin seguro médico; existe la desigualdad salarial entre hombres y mujeres; se margina a emigrantes y refugiados, en particular los procedentes de países islámicos; se pretende levantar muros que denigran a vecinos, y se abandonan los compromisos internacionales para preservar el medio ambiente y enfrentar el cambio climático.

La declaración también mencionó las violaciones a los derechos humanos que se derivan de los conflictos bélicos en otros países en los que Estados Unidos ha intervenido.

Con todo, el gobierno cubano indicó que dado que la reanudación de relaciones diplomáticas no se revirtió: El gobierno de Cuba reitera su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo, así como la negociación de los asuntos bilaterales pendientes con el gobierno de Estados Unidos.

Mientras, la prensa cubana calificó de lamentable el anuncio del presidente Trump, de “frenar” la política de acercamiento con Cuba.

El rotativo Granma afirmó: Cualquier estrategia dirigida a cambiar el sistema político, económico y social en Cuba, ya sea la que pretenda lograrlo a través de presiones e imposiciones, o empleando métodos más sutiles, estará condenada al fracaso.

El periódico Juventud Rebelde opinó: Quizá lo más lamentable es que [Trump] haya retomado el lenguaje arcaico y las letanías gastadas del discurso más reaccionario contra Cuba y, sobre todo, que pretenda reducirla con condicionamientos, lo cual para los cubanos equivale casi al empleo de la fuerza.

Rusia: Una intromisión permanente en países soberanos

Los gobiernos de Venezuela, Rusia, Bolivia y Canadá manifestaron su solidaridad con Cuba y criticaron la decisión del presidente estadunidense, Donald Trump, de suspender parcialmente la política de acercamiento entre Estados Unidos y la isla.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que la iniciativa de Trump de dar marcha atrás al acercamiento con Cuba demostró su desprecio e ignorancia hacia la isla.Resultado de imagen para trump en miami sobre cuba

La cancillería rusa criticó el cambio hacia Cuba anunciado por el mandatario estadunidense y denunció la política de intromisión permanente de Washington en los asuntos de otras naciones. El gobierno de Cuba previó la profundidad de las maniobras del presidente Barack Obama, declaró la vocera de la cancillería rusa, Maria Zajarova.

Cuba conoce bien de cerca a su vecino norteño, señaló la portavoz, quien afirmó que la única característica previsible de Estados Unidos es su intromisión permanente en los asuntos internos de países soberanos.

Bolivia expresó total solidaridad al hermano pueblo cubano y su gobierno revolucionario frente a estas nuevas agresiones, escribió el presidente de Bolivia, Evo Morales, en Twitter: @evoespueblo. En otro tuit, recalcó: Abuso de poder del imperio estadunidense es no escuchar el apoyo del mundo entero al desbloqueo a Cuba.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, resaltó que su país está orgulloso de la relación con Cuba y manifestó el deseo de continuar trabajando junto a la isla en beneficio mutuo.

Sobre la decisión de Trump de revertir aspectos del acercamiento de Estados Unidos a la nación caribeña, el jefe de gobierno aseguró que eso no afectará en nada la dinámica entre Ottawa y La Habana, según difundió la agencia The Canadian Press. Mantenemos una relación muy respetuosa y constructiva con Estados Unidos, pero siempre tuvimos una diferencia de opinión sobre el nivel de compromiso con Cuba, expresó Trudeau.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*