Constituyente

Luis Britto García |

“Señor: ¡dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando ha convocado la Soberanía Nacional para que ejerza su voluntad absoluta!”. Así abre el Libertador su Discurso de Angostura el 15 de febrero de 1819.

-Dichoso el pueblo convocado para ejercer su soberanía, no sobre minucias, sino para consagrar un cambio trascendente, como la declaratoria de propiedad social de los bienes de producción.

-Afortunada ciudadanía a la cual, para preparar su acertada manifestación de voluntad, se ha librado de la escasez artificial retirando previamente el negociado de los dólares preferenciales a la docena de oligopolios que montan empresas de maletín, importan basura o esconden y venden con sobreprecio lo que importan.

-Feliz el venezolano que vea rigurosamente sancionados a quienes robaron 60 mil millones de dólares destinados a importar bienes básicos o dejan que escape por las fronteras 40% de lo que el país produce o importa.

-Bienaventurado el pueblo que comprende que si vota por quienes negocian con su hambre, perderá la propiedad de la nación sobre la industria de los hidrocarburos, la gratuidad de la enseñanza superior, las prestaciones sociales, la inmunidad de jurisdicción que impide que Venezuela sea juzgada y condenada como reo por la OEA, el Ciadi o cualquier otro tribunal extranjero, la prohibición de instalar bases militares extranjeras, la irreversibilidad de las conquistas sociales, el derecho a la información veraz y oportuna, la igualdad de la mujer, entre otras conquistas de la Constitución de 1999.

-Prudente el elector que conoce que tras la Constituyente viene relegtimación de poderes, en la cual votación imprudente o abstención resentida podrían entregar a los enemigos del pueblo, no solo el Poder Legislativo, sino también el Judicial, el Moral, el Electoral y el Ejecutivo.

-Sagaz el elector que, consciente de lo que se juega, juzgue indigno de entrar a una Asamblea Constituyente o a cualquier recinto público a todo aquel que haya apoyado la instauración de una dictadura que derogó la Constitución de un plumazo, el secuestro del Presidente electo; el enjuiciamiento de ese Presidente legítimo por cortes penales foráneas, el sometimiento de Venezuela a tribunales o juntas extranjeras, la privatización de Pdvsa o la asignación a una clase, casta o etnia del control absoluto y exclusivo sobre los recursos naturales que pertenecen a todos los venezolanos.

-Prudente quien exija a los constituyentistas que elige suscribir cartas con su renuncia para el caso de que apoyen cualquiera de los actos de traición a la patria antes mencionados.
-Sabio quien comprende que constituyente reconoce poderes conquistados de hecho, no hace poderes que la falta de ejercicio ha deshecho.

Foto: Marcos Salgado – Question

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*