Celac: hablaron los presidentes (y las presidentas)

Matizado por intervenciones del anfitrión, Hugo Chávez, se desarrolló en la carpa instalada en el patio de la Academia Militar en el Fuerte Tiuna de Caracas la sesión plenaria de intervenciones de los mandatarios de la CELAC. Santos introdujo habló de narcotráfico y Cristina lo matizó, mientras Correa fue el más duro a la hora de criticar a la OEA y los medios privados.

Con información de AVN

“Ahora sí es verdad que llegó el día de la unidad. Tenemos razones para creer y afirmar que ahora sí llegó el gran día de nuestra América”, enfatizó el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, al cierre de la primera sesión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), efectuado en el patio de la Academia Militar, en Caracas.

Durante su intervención, el Jefe de Estado venezolano manifestó que mientras más sólida sea la integración suramericana y del Caribe, menor serán las amenazas del exterior.

“Es el tiempo de América Latina y el Caribe, construyamos un espacio geopolítico, tal cual era el proyecto de Bolívar. Es ahora o nunca”, dijo.

Exhortó a los países que integran la naciente Celac a no dejarse descarrilar.

“Que no nos vayan a descarrilar y estamos resueltos a que no nos descarrilen, porque hay descarriladores de oficio que se la pasan todos los días pensando cómo se arma una guerra entre nosotros. Ya basta de que nos pongan a pelear”, exclamó el Presidente, ante los aplausos de los representantes de los 33 países participantes en cumbre de la Celac.

Chávez destacó que es necesario configurar una estrategia en materia económica, al tiempo que insistió en su propuesta de trasladar las reservas internacionales de los países latinoamericanos y caribeños a bancos de la región.

“Tenemos que trabajar muy duro, crear las comisiones y unas propuestas que tienen que llegarnos a nosotros, los jefes de Estado, para tomar decisiones”, apuntó.

Luego de que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunciara como poder fáctico a los medios privados de comunicación que operan en América Latina y el Caribe, el presidente Chávez recordó que la “derecha venezolana pretende, a través de sus medios de comunicación, presentar a los pueblos caribeños como mendigos”.

Insistió en que este tipo de aseveraciones “muestran la calidad de los sentimientos de algunos venezolanos que durante mucho tiempo gobernaron nuestro país y regalaron el petróleo, en primer lugar, a Estados Unidos”.

“Una de las cosas de las que se me acusa aquí es que Venezuela está regalando el petróleo, lo cual es una falta de respeto para muchos de los pueblos aquí representados”, señaló.

Intervenciones

Durante el primer día de intervenciones tomó la palabra la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, quien planteó la necesidad de avanzar en el proceso de fortalecimiento de un nuevo proyecto de crecimiento solidario “donde la prosperidad de uno produce la prosperidad de todos”.

Construir carreteras, tender puentes e invertir en América Latina son las “cartas” que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, instó a “jugar” bien para hacer una gran diferencia latinoamericana a nivel mundial.

“Si jugamos bien las cartas podemos realmente hacer una gran diferencia a nivel mundial, en este sentido tenemos que fomentar y adelantar una integración física”, adelantó.

El presidente Cuba, Raúl Castro, expresó que la cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) reivindica más de 200 años de lucha y sacrificio por la libertad.

“Debemos aspirar y declararnos también, un día no muy lejano, territorio de paz y libre de militares extranjeros como aporte adicional a la identidad regional”, dijo.

El primer ministro de San Critobal y Nieves, Denzil Douglas, destacó que la Celac abre un nuevo capítulo “que nos va a capacitar para tener una mayor unidad, acuerdos políticos, desarrollo e integración”.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, destacó la necesidad de crear un nuevo sistema interamericano, pues denunció que la Organización de Estados Americanos (OEA) ha sido históricamente capturada por intereses norteamericanos.

“Es claro que necesitamos un nuevo sistema interamericano. Sus sesgos y atavismos acumulados la vuelven ineficiente y poco confiable para los nuevos tiempos (refiriéndose a la OEA) ¿Por qué tenemos que ir a discutir nuestros problemas en Washinton? Estados Unidos no reconoce el pacto de San José”, dijo Correa tras mostrar dos videos en el que periodistas y directores de medios de comunicación ecuatorianos difunden mensajes de incitación al odio y abiertos llamados al magnicidio.

El presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, destacó que la nueva arquitectura financiera suramericana y del Caribe es necesaria para enfrentar los golpes de los mercados.

Cristina: hechos concretos

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, instó a los Jefes de Estado y de Gobierno que fundarán la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) a trascender el discurso político y plantear la ejecución de acciones concretas para aprovechar “esta oportunidad histórica de convertirnos en protagonistas del mundo”.

La Mandataria argentina insistió en la necesidad de fortalecer el intercambio interregional para poder hacer frente de manera efectiva a la actual crisis económica mundial.

Fernández citó cifras de la Cepal sobre el nivel de comercio intrazona de los países que conforman la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), que apenas alcanza 16% de todas las importaciones y exportaciones de sus miembros.

“Es decir, 84% de las importaciones y exportaciones se van fuera de nuestros propios países, por eso creo que para sentarnos a hablar de integración (tenemos que) mirar los números para abordar los temas de manera más efectiva”, acotó la mandataria, tras considerar que la Celac “no debe ser contra nadie sino en favor de nosotros mismos”.

Además de la integración económica, Fernández se refirió a la urgencia que tiene la región de articular medidas efectivas en la lucha contra flagelos como el narcotráfico, que afectan especialmente a países como Colombia y México.

No obstante, enfatizó que más allá de las políticas internas para combatir la producción y tráfico de estupefacientes, hay que establecer las responsabilidades a los países desarrollados que se encargan de legitimar los capitales provenientes de ese delito.

“Nunca encontramos dónde lavan ese dinero y es evidente que no lo hacen en bancos latinoamericanos”, apuntó la presidenta argentina, al tiempo que recordó que los principales consumidores de drogas en el mundo no están en Latinoamérica y el Caribe sino en Estados Unidos y Europa.

“Latinoamérica se queda con las víctimas y las armas mientras los demás se quedan con el dinero”, sentenció Fernández, quien hizo un llamado al bloque de 33 países a trabajar en forma “mancomunada, seria y solidaria” para poder tener resultados más exitosos.

Dilma: líderes de la integración

La presidenta del Brasil, por su parte, aseguró que en Caracas “están presentes en Caracas los líderes que hacen realidad los sueños de integración de la región”.

“En los últimos años nuestros países han dado pasos importantes para la construcción de un marco que logre afirmar nuestra situación frente al mundo. Aquí en Caracas están presentes líderes que hacen realidad en sus países los sueños de libertad e integración”, dijo, al tomar la palabra en la plenaria que se desarrolla en el patio de la Academia Militar, en Fuerte Tiuna.

La Mandataria hizo alusión al Bicentenario de la independencia de los páises de América latina y dijo que su país, aún cuando tuvo procesos históricos diferentes, también tuvo compatriotas que fueron parte de los sueños de lucha.

Reflexionó en torno a la esclavitud y cómo ese modelo de explotar al hombre se mantuvo 150 años después, cuando se instauró en Brasil el modelo económico neoliberal.

Destacó que con la llegada Luiz Inácio Lula Da Silva al gobierno hubo un viraje en la concepción del crecimiento económico y se logró sacar de la pobreza a 40 millones de ciudadanos excluidos, que hacían parte de un modelo esclavista.

“Creo que la gran revolución en el pensamiento brasileño ocurre cuando concebimos que sólo era posible desarrollar al país si incluíamos a los condenados a procesos de exclusión que se remontan a la constitución de Brasil”, dijo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*