Celac: Escenario de propuestas ante la crisis económica global

LEONARDO BUITRAGO | Durante la cumbre que dio nacimiento a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en Caracas, los representantes de los 33 países que integran el bloque se comprometieron a tomar medidas para hacer frente a la crisis económica y financiera global.

Leonardo Buitrago – AVN

En las plenarias, que se desarrollaron este viernes y sábado, los jefes de Estado expusieron sus propuestas para fortalecer la economía y el desarrollo de una zona geográfica que agrupa a casi 600 millones de personas, y que cuenta con importantes reservas energéticas y abundantes recursos naturales.

Una región que hasta ahora no ha sufrido graves daños por los problemas económicos que agobian a Estados Unidos y Europa, y que de acuerdo a con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) creció 5,9% en su Producto Interno Bruto (PIB) durante 2010 y tiene previsto alcanzar una tasa de crecimiento del PIB del 4,7% para 2011, lo que implica un aumento del 3,6% en el PIB por habitante.

Intercambio regional

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, señaló que el fortalecimiento del intercambio interregional permitirá hacer frente de manera efectiva a la crisis económica que azota a varias de las llamadas potencias internacionales.

Señaló que la Celac nace “en el marco de una crisis gravísima, con alta volatilidad de los mercados”, e insistió en la necesidad de abordar mecanismos más concretos y efectivos “para lograr medidas y políticas que nos ayuden a preservarnos de estas crisis que nos vienen desde afuera”.

Advirtió sobre la necesidad de revisas las cifras del comercio entre los países que forman parte de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi): Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela y Argentina.

“Nuestros países tienen comercio intrazona, es decir, entre nosotros de 16 % de sus exportaciones e importaciones; y en cambio tienen el 84 % fuera de nuestros propios países. Por eso creo que para hablar de integración, deberíamos comenzar a mirar un poquito los números”.

Inclusión social

Un llamado a la integración y la inclusión social para mantener el crecimiento de la economía regional y protegerla de los efectos de la actual crisis financiera, hizo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

Recordó que el principal propósito de la Celac es “lograr una integración que transforme nuestra región con las potencialidades que ya tiene”.

“En América Latina queremos una integración que no sea aquella que sólo beneficia a algunos países”, subrayó.

Planteó evitar situaciones como las que ocurren en la Comunidad Europea.

“Estoy hablando de un nuevo paradigma en que las economías más desarrolladas de nuestra región no pueden ni absorber, ni subordinar, ni tampoco tutelar a sus vecinos como estamos viendo que está pasando en zonas que hasta ahora eran llamadas civilizadas”, expuso.

De acuerdo con Rouseff, en esta nueva visión la región podría mostrar “su vocación para generar conocimiento”.

Estímulo a la producción

Para el mandatario dominicano, Leonel Fernández, es necesaria la creación de una nueva arquitectura financiera latinoamericana y del Caribe, que sea lo suficientemente fuerte para frenar el impacto de la crisis que azota a varias naciones europeas, que a su juicio se encuentran en situación “pre-insurrecional” a causa de la aplicación de políticas económicas neoliberales.

Planteó que esta estructura debe basarse en el impulso a las políticas de estímulo a la producción y no en los estímulos fiscales y/o recortes del gasto público.

Advirtió que en medio de la crisis financiera, los mercados a través de las agencias calificadoras de riesgos están incidiendo en la inestabilidad política de los gobiernos, “lo que hoy podríamos llamar golpes de mercados”.

Estos golpes, advirtió, han llevado a algunos gobiernos de Europa a la aplicación de recortes sociales, “y por consiguiente la promoción de crisis social que se manifiesta en protestas callejeras”.

Productividad inteligente

A juicio del presidente de Uruguay, José Mujica, América Latina está demostrando sus posibilidades de crecimiento y tiene a favor “un capital formidable” para la integración.

“No hay que tener vergüenza de ser productores de materia prima, hay que tener vergüenza de no aplicar los criterios más finos para la explotación de nuestra propia riqueza, industrializar no es, necesariamente, equivalente a llenarse de chimeneas, industrializar es generar más valor en menos tiempo”, indicó.

Para Mujica la productividad debe ir acompañada de la inteligencia, por lo que instó a los dirigentes de las naciones de la Celac a vislumbrar el cambio abrupto que se está produciendo en las relaciones comerciales del mundo.

“Asia pasa a ser el centro determinante del mundo, y lo está haciendo delante de nuestros ojos”.

Advirtió que en la historia de América Latina, “lo peor no ha sido no lo que vino de afuera”, sino los aliados que en los propios países de la región sirven a esos intereses externos, “y eso fue siempre, eternamente, lo que nos debilitó” y así debemos comprenderlo.

Planteó la necesidad de entender la importancia de la integración latinoamericana y caribeña y del desarrollo de una política defensiva común, “porque la soberanía del viejo Estado Nacional está jaqueada, pero está jaqueada en contra de los débiles”, explicó.

Plan de acción

De acuerdo con el Plan de Acción de Caracas 2012, la lucha contra la crisis financiera será un tema fundamental de la Celac durante el próximo año.

En el documento suscrito en la plenaria fundacional de la Celac se propone generar herramientas para mejorar el financiamiento del comercio, además del fortalecimiento de las capacidades internas y regionales para prevenir las crisis al interior de la región, así como “los impactos extra-regionales, la mitigación de sus efectos adversos y la prevención del contagio mediante el mantenimiento de sólidas políticas fiscales y monetarias intrarregional”.

La Celac se comprometió a avanzar en el desarrollo de una nueva arquitectura para “fortalecer los mecanismos financieros regionales y subregionales, y reconocer los avances de los sistemas binacionales y regionales de compensación de pagos, créditos y financiamiento transitorio”.

El bloque impulsará el rediseño de las instituciones financieras internacionales, para potenciar el poder de voz y voto de los países en desarrollo, bajo los principios de equidad y solidaridad, con el objeto de democratizar el proceso de toma de decisiones y “eliminar o flexibilizar” las condiciones para el otorgamiento de préstamos.

Como parte de los esfuerzos para aumentar la cooperación en la región, la Celac expuso en su plan de acción la necesidad de adoptar medidas de prevención, mitigación y control de crisis financiera a partir del aprovechamiento del intercambio de información y experiencias.

En el campo comercial se retomó la idea de crear una Preferencia Arancelaria Latinoamericana y del Caribe, así como elaborar un programa que facilite el comercio en la zona, mediante planes de transporte, proyectos aduaneros y digitalización de procedimientos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*