Javier Biardeau|

El resultado de la jornada electoral: 18 gobernaciones para el chavismo, 5 gobernaciones para la oposición. Vamos a tratar de entender que sucedió.

El padrón electoral fue en ésta ocasión de 18.094.065 de los cuales votaron el 61.14 %, es decir, 11.062.711. Dejaron de votar el 38.86 %, lo que se traduce en 7.031.354. En comparación con la participación electoral del año 2012 hay un incremento de 7.2 %.
Las encuestadoras (Ecoanalítica, Datanálisis, Datincorp, Venebarometro… inclusive, Torino Capital al final de la tarde de éste domingo vaticinaba un triunfo opositor con 18 gobernaciones a favor) pronosticaban que si se reducía la abstención por debajo del 50 % la oposición ganaría más de 16 gobernaciones.

El portal (opositor) Prodavinci había elaborado, y así lo denominó, ¨Simulador Electoral Regionales 2017¨. Si la participación era del 57 % el chavismo obtendría 16 gobernaciones y la oposición 7. Con 58.8 % el chavismo obtendría 14 y la oposición y la oposición 9. Con 63.3 % el chavismo obtendría 7 gobernaciones y la oposición 16 y finalmente, con 67.7 % el chavismo obtendría 4 gobernaciones y la oposición 19, es decir, con una mayor participación de electores la oposición ganaría holgadamente, pero sucedió exactamente lo contrario.

Sigamos hurgando. El Polo Patriótico sacó unos cinco millones 600 mil votos, mientras que la oposición unos 4 millones 800 mil votos (en comparación a la elección de los constituyentes, el chavismo disminuyó más de 2.5 millones de sufragios y la oposición, con relación a su plebiscito, más o menos disminuyó la misma cifra, lo cual nos revela que ambas cifras habían sido infladas.

Veamos como ejemplo concreto que sucedió en el estado Miranda, en el municipio Sucre de dicho estado y en la parroquia Petare del mencionado municipio:

Estado Miranda
Electores inscritos 2.075.234
Votos escrutados 1.215.171      58.61 %
Votos nulos 2.004                        0.01%
Abstención 858.136                    41.39 %
Hector Rodriguez 641.266           52.77 %
Carlos Oscariz 555.129               45.68 %
Otros 16.772                                1.55 %

Municipio Sucre
Electores inscritos 486.151
Votos escrutados 258.999           53.28 %
Votos nulos 429                             0.09 %
Abstención 227.152                     46.72 %
Hector Rodriguez 126.444           48.82 %
Carlos Oscariz 127.994               49.42 %
Otros 4.134                                  1.58 %

Parroquia Petare
Electores inscritos 339.100
Votos escrutados 179.229            52.85 %
Votos nulos 290                              0.09 %
Abstención 159.871                      47.15 %
Hector Rodriguez 84.822              47.33 %
Carlos Oscariz 91.205                   50.89 %
Otros 2.912                                   62 %

En el municipio Sucre Hector Rodriguez ganó ampliamente en las parroquias Caucaguita, Filas de Mariche y la Dolorita y perdió de manera holgada en la parroquia Leoncio Martínez.

En los municipios Acevedo, Andrés Bello, Brión, Cristóbal Rojas, Independencia, Lander, Páez, Paz Castillo, Pedro Gual, Plaza, Simón Bolívar, Urdaneta y Zamora ganó Hector Rodriguez. Mientras que en los municipios Baruta, Carrizal, Chacao, el Hatillo, Guaicaipuro, los Salias y Sucre ganó Carlos Oscariz.
Una radiografía de éstas cifras no dice que en los municipios populares ganó Hector Rodriguez, a excepción de Sucre, pero ahí se presenta, a pesar de perder, una recuperación de votos importante. Carlos Oscariz gana en los municipios de clase media.

Más allá de las cifras.

La maquinaria que logró mover la mayor cantidad de su base ¨dura¨ fue la triunfadora. La oposición se presentó a la contienda sin resolver su división interna (María Corina Machado, Antonio Ledezma y la ¨resistencia¨ vs. AD, Primero Justicia, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, Copei, etc.), marchas y contramarchas en relación a la toma del poder, agenda insurreccional (guarimbas) Maduro vete ya vs, vía electoral de mediano plazo, lo cual los hizo percibir, ante su base social, que habían ¨reculado¨. Esa falta de coherencia, ahuyentó la certeza del triunfo, produjo dispersión, desmoralización (opinión de Antich, Chuo Torrealba) e inclusive , una parte no despreciable para la votación, emigraron.

Ahí están las cifras del estado Miranda como ejemplo.Otro elemento a resaltar, es que perdieron las tres gobernaciones que administraban, pero geoestratégicamente se desplazaron hacia el oeste del país, hacia los estados fronterizos, Zulia (la principal población electoral del país) Mérida y Táchira, estados fronterizos, potenciando el temor de ¨la media luna¨, el separatismo o secesionismo. Son más de 2000 kilómetros de frontera con Colombia en mano de la oposición, y adicionalmente o paralelo a esto, jefaturan a dos de los principales estados petroleros (Zulia y Anzoátegui), pero no solo estos dos cuadros mencionados, también se agrega el espacio insular de Nueva Esparta.

Un último elemento en relación a los movimientos intestinos de la oposición fue la ¨cayapa¨ en contra de Henry Falcón, que prácticamente lo descarta como candidato presidencial.

Por otro lado, el PSUV demostró que sigue siendo una ¨maquinaria¨ electoral nada despreciable, más allá de las ¨marramuncias¨ previas a las elecciones (adelanto de las mismas, manejo de las inhabilitaciones, cambios de centros electorales, los claps, carnet de la patria, etc.), interpretó o manejó la esperanza de la población, que unido al espíritu de cuerpo que se forjó con el acoso al chavismo en los eventos guarimberos de meses atrás y si se agrega las sanciones y amenazas externas de Trump, más el de la Unión Europea, Canadá y los gobiernos de derecha de Latinoamérica, se puede entender la cohesión del chavismo sobre al fraccionamiento de la oposición.

Donde estamos.

En el exterior, la entente internacional esperaban un hipotético triunfo político electoral de la oposición, como parte de su objetivo de fortalecer un gobierno paralelo, al no darse este supuesto, se puede esperar una radicalización de la estrategia de intervención extranjera.

Geoestratégicamente los gobernadores opositores debilitan el flanco oeste del país, precisamente el de mayor peligro por las bases militares norteamericanas, el paramilitarismo y ejercito colombiano. Por otro lado, el flanco sureste expresado en el estado Bolívar, está propenso a manifestaciones y ser fuente de conflictos continuos con los resultados más estrecho de toda la contienda. Tampoco es un hecho menor, la exposición abierta del territorio insular del estado Nueva Esparta.

En lo interno, la economía sigue apretando¨ el poder adquisitivo de la población, el dólar paralelo ya sobrepasa los 36 mil bolívares.

Carlos Farías, embajador de Venezuela en Rusia señaló recientemente que los dos países podrían firmar a mediado de noviembre un acuerdo sobre la reestructuración de la deuda con Moscú.

Hay los siguientes compromisos de pagos por servicio de la deuda:

Octubre U$S 1.634,0
Noviembre U$S 1.890,6
Diciembre U$S 80,0
Total U$S 3.604,6

Cómo pagar en estos momentos con un ¨flujo de caja¨ mermado y prácticamente bloqueada cualquier posibilidad de renegociación y refinamiento de la deuda.
Las enormes expectativas económicas creada por la Asamblea Nacional Constituyente en la población no han sido satisfecha, los precios de los productos de necesidad básica siguen ¨desbocados¨.
El conflicto institucional pasa a un nivel de conflictividad y confrontación mayor. Se mantiene la polarización y no se vislumbra posibilidad cierta de diálogo.
El Gobierno y Maduro como Jefe de Estado, está ante la bifurcación del camino, o profundiza la revolución entregándole el PODER AL PUEBLO (dejar de estar promoviendo candidatura como la de José Vicente Rangel Avalo y cambiando ¨cuadros políticos¨ de manera oportunista como lo que sucedió con Aristóbulo Isturiz, dirigiendo a la ANC de manera vertical o piramidal) es decir, asume el proyecto histórico del socialismo o ésta victoria electoral será solo una anécdota menor en la batalla que se aproxima.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*