CINFIN|

El Centro Suramericano de Estudios Estratégicos de Integración Financiera (CINFIN) expresó su preocupación ante la inclusión de capítulos específicos destinados a incorporar compromisos de libre comercio que impliquen mayor desregulación en materia financiera, en la ronda de negociación que tuvo  lugar en forma reservada entre funcionarios de Mercosur y la Unión Europea en Buenos Aires, del 20 al 24 de marzo.

Tomando como antecedente otros acuerdos de liberalización (TLCs) firmados por la UE con países latinoamericanos en los últimos años -Chile, Colombia, Ecuador México- , es de suponer que el capitulo de servicios podría incluir el compromiso de permitir una peligrosa liberalidad para la introducción productos financieros y de seguros europeos (incluyendo operadores y en forma directa vehículos que sean de su elección) con riesgos serios de desplazar de la actividad financiera a bancos públicos y  privados, compañías de seguros y. entidades cooperativas nacionales, cuyo rol es esencial para el establecimiento de un modelo de servicios financieros basado en el interés público.

Llevar adelante una negoción tran trascendental -en un mercado financiero como el de los países del Mercosur,  posicionado en el corto plazo y con características alarmantemente especulativas- sin consultar actores (incluyendo entidades y también los trabajadores del sector), y sin evaluar sus posibles consecuencias sobre la calidad de los servicios y la estabilidad financiera , resulta muy peligroso para el futuro de las economías regionales, señala el equipo investigador.

El CINFIN pondera que las negociaciones de dos regiones tan importantes y con lazos tan estrechos como la Unión Europea y el Mercosur son un asunto de relevancia estratégica que debe realizarse en negociaciones que respeten la posición y voluntad unánime de todos los miembros del Mercosur, situación que se ve dificultada además  por el desplazamiento de Venezuela del bloque regional sudamericano.

Asimismo, afirma que dichas negociaciones no pueden quedar en manos de instancias confidenciales ni reservadas a técnicos y diplomáticos para ser presentadas como hechos consumados hacia el resto de la sociedad. Por tal razón,  ante las declaraciones oficiales de la Cancillería argentina en el sentido que se “se dieron avances significativos en todos los textos que integran los distintos capítulos de la negociación”, expresa la necesidad de una convocatoria abierta, amplia y plural a participar del curso de las nuevas tratativas, diálogos o negociaciones que tengan lugar en esta materia.

La transparencia y el dialogo constructivo con la sociedad civil debe ser la base del desarrollo de acuerdos que favorezcan el beneficio mutuo de las partes, destaca CINFIN.

 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*