Venezuela: ¡Nos quieren dolarizar!

Venezuela: ¡Nos quieren dolarizar!

SIMÓN ANDRÉS ZÚÑIGA| El pasado  lunes 11 de marzo, en el diario  venezolano El Universal,  aparece una nota de un economista norteamericano, el profesor Steve H. Hanke, de la Universidad John  Hopkins (1). El título es tan inoportuno como provocador: “El fallecimiento del Chávez…¿Y de su moneda?”.

ven devaluacionResalta el hecho que dicho artículo estaba estratégicamente ubicado entre una serie de reportajes que evaluaban las perspectivas políticas, sociales y económicas después del lamentable fallecimiento del Presidente venezolano. Esto no se debe tomar como una simple casualidad, sino que el referido escrito puede considerarse parte de la nueva fase de la estrategia que vienen desplegando los grupos dominantes, especialmente los representantes del capital financiero (nacional y extranjero) para terminar influyendo en la toma de decisiones económicas del gobierno, a través del ataque especulativo  al tipo de cambio y del boicot económico programado.

¿Quién es el economista Hanke? Es un monetarista ortodoxo que, a finales del Gobierno de Rafael Caldera estuvo promoviendo la Caja de Conversión y la dolarización de la economía como solución al problema de la estabilización de los precios. En ese momento, Hanke contó con el apoyo de economistas criollos vinculados y financiados por los círculos internacionales del monetarismo neoliberal fundado por Friedman y por Hayeck. De hecho, reconoce que fue asesor del presidente Caldera.

En América Latina, han sido ampliamente conocidos los experimentos de la dolarización. El caso más conocido fue el argentino, durante el reinado Domingo Cavallo, en el gobierno de Carlos Saúl Menen. Cavallo, había sido presidente del Banco Central durante la dictadura militar (1981-1982), y su mayor logro en ese período fue estatizar la deuda privada en 1982. Luego, como Ministro de Economía de Menem, tuvo la oportunidad de aplicar la Ley de Convertibilidad que, al equiparar el peso argentino al dólar estadounidense (el 1 a 1), prometía eliminar la inflación.

Este esquema económico, en combinación con un conjunto de medidas neoliberales, condujo al estallido social de 2001, precisamente el año en el que presidente Fernando De la Rua tuvo la osadía de regresar a Cavallo como ministro economía. La economía argentina llegó a registrar niveles de inflación cercanos a cero (incluso deflaciones o inflaciones negativas) pero se produjo uno de los procesos de distribución del ingreso más regresivos en la historia económica de América Latina.

La inflación cero (o la inflación un dígito), a través de la dolarización era una trampa ideológica brutal. Luego, tuvimos la experiencia de Ecuador y El Salvador. Ecuador no ha podido salir de esa trampa de la dolarización que se implementó antes de llegar Rafael Correa a la presidencia de este país. De hecho, el interés ecuatoriano por promocionar el Sucre revela en gran parte su desesperación por salir de esta camisa de fuerza.

Steve H. Hanke

Steve H. Hanke

¿Qué significa la dolarización?

La dolarización implica la expulsión del bolívar y la eliminación en la práctica del Banco Central, esto significa renunciar a lo que todo Estado Soberano ha podido hacer desde que existe la banca central: una política monetaria en función de los intereses del desarrollo nacional. Con ello, se elimina la posibilidad autónoma de hacer política monetaria. Luego de instalarse la dolarización, el Banco Central del país es el banco central estadounidense, llamada  Reserva Federal por los gringos.

Por este motivo, Hanke es directo en su recomendación: “La solución es sencilla: hay que reemplazar el bolívar por el dólar estadounidense”. Luego, en un acto de manipulación extrema, afirma que gracias a la dolarización ecuatoriana el Presidente Correa se ha mantenido “anclado” en el gobierno.

Las bases de apoyo del bombardeo de Hanke (el ABC de la dolarización)

Aregntina, 2001

Aregntina, 2001

Este bombardeo ideológico de Hanke, posiblemente tendrá a disposición una logistica de apoyo, con economistas locales que se anotarán